***** Radio Estrellaos *****

jueves, 14 de agosto de 2008

Vacaciones 2008 - Berlín



República Checa (Praga) -> Alemania (Berlín) ..... son 350 kms. Salimos tarde de Praga y paramos a comer en Teplice , la última ciudad checa. Es el "supermercado del sexo alemán", a pesar de ser al mediodía, no he visto más "mujeres de vida intensa" por las calles en mi vida.

Alemania es otra historia. Primero decir que al gps que llevamos le faltan algunos países de Europa y para nuestra desgracia este es uno de ellos. Cuando te acostumbras a que te digan por donde ir y de golpe se silencia el informador, la sensación de estar fuera de España se acrecienta. A la salida de Teplice paramos a llenar el depósito de gasolina, en Alemania es bastante más cara, y aprovechamos para comprar un mapa. La red de autopistas en Alemania es muy buena, además de gratis, sin peajes, super bien señalizadas..... a pesar de todo la entrada en Berlín la hicimos atardeciendo ya.

En la foto ...... al principio creíamos que era un monumento en referencia al muro, además se ve un muro cutre (el que encierra el tren jejjejjeje), la verdad por las imágenes que se ven, hasta podría haber sido.



Conducir a la entrada de Berlín a las 7 de la tarde hora punta, con mapa, teniendo en cuenta los nombrecitos que se gastan ......

Nos costó pero llegamos. Hacerse fotos, con la camiseta y la bandera de España, en Berlín días después de haberles ganado la final de la eurocopa le daba un plus. Por eso , y a petición popular, añadiremos un par de fotos mías al blog pido perdón y prometo que no volverá a ocurrir :Pp

La puerta de Bradenburgo.

Está en el centro de la ciudad al comienzo o final de Tiergarten, el pulmón de Berlín y quizás unos de los parques urbanos mas grandes de Europa. Durante la segunda guerra quedo muy dañada y costó un triunfo que las dos alemanias se pusieran de acuerdo para reconstruirla, al final lo hicieron. A la construcción del muro se quedó en terreno de nadie, solo visitada por los soldados fronterizos y algún permiso especial en contadas ocasiones.

Símbolo de la reunificación. Aun recuerdo las imágenes de la caída del muro. Recomendable el concierto que Pink Floyd se marcó allí, años después, en uno de los aniversarios de la caída del muro.



La Estación Central de trenes de Berlín es una auténtica maravilla arquitectónica.Desde el exterior parece un enorme palacio de cristal pero hay que entrar dentro para alucinar en colores con sus cinco niveles, los trenes y metros llegando y saliendo desde diferentes alturas y el centro comercial que se funde con la estación de una forma única. Está situada en el centro de la ciudad, muy cerca de la puerta de Brandenburgo, el Reichstag o los restos del Muro.

Allí alquilamos las bicis y compramos un callejero, la idea era hacer una visita rápida.



La foto corresponde al Bodemuseum. No entramos. Pero por la guía y pese a su aspecto barroco, es un edificio de principios de siglo, destruido con la guerra como casi toda la ciudad, en la actualidad atesora varias colecciones de esculturas coptas, bizantinas, góticas y renacentistas, así como una de las mayores colecciones numismáticas del mundo.



Junto a la puerta de Brandenburgo se ha construido este memorial del Holocausto para recordar a las víctimas del Holocausto en la Segunda Guerra Mundial. Inaugurado hace un par de años, lo diseñó Peter Eisenman con 2.711 bloques de hormigón en filas y columnas con diferentes niveles. Se puede andar por el monumento y a unos les recuerda a un cementerio, a otros a un paraje desolado y seguro que habrá quien vea una abominación urbanística ejem....

Cuando entras y te pierdes entre los bloques, ocasionalmente viendo a alguien cruzarse en algún punto por delante de ti y escuchas voces que no entiendes y que se pierden te embarga una sensación de desconcierto. Su sobridad y hasta belleza consiguen transmitir emociones ocultas.



Durante la separación alemana el muro fue objeto preferido de artistas de graffiti de Berlin occidental, al caer del régimen soviético, la parte oriental también lo utilizó como soporte artístico. En 1990 un sector del muro fue transformado en la mayor galería al aire libre del mundo.

118 artistas de 21 paises dieron expresión a sus pensamientos en temas políticos, conceptuales, idealistas y poéticos y creyeron una obra única que se extiende 1316 metros de lo que quedó del muro. Ubicado en el pleno centro de la ciudad (en el barrio Friedrichshain, al lado de Mitte), la East Side Gallery ha sido declarada monumento nacional 1991.


"Está usted saliendo del sector americano"

Friedrich-strasse , donde se encuentra el que fue paso fronterizo del sector americano durante la guerra fría, el célebre Checkpoint Charlie. Este lugar fue escenario de espectaculares huidas del Berlín Este, en ocasiones muy trágicas, y también fue el famoso punto de intercambio de espías.

El puesto original fué demolido y reconstruido uno de pega. El original se encuentra en el museo que hay al lado. El cartel es copia también del original ...



Una de la sensaciones que se tiene cuando se recorre esta parte de la cuidad es que efectivamente el Berlín Este aún existe, al menos en el barrio de Prenzlauer Berg, donde de momento no han llegado las grandes obras de arquitectos vanguardistas.

El barrio invita a recuperar la memoria histórica callejeando entre bloques de apartamentos de aire soviético, con colores pastel y los bajos convertidos en tiendas.

Después de la caída el muro muchos de los edificios fueron reconstruidos y acondicionados, los alquileres subieron. Lo que fueron viviendas sociales hoy son apartamentos de moda entre artistas y bohemios varios.



Reichstag, también esta en Tiergarten. Es la sede actual del parlamento alemán. Ha tenido una vida ajetreada, quedó medio destruido por un incendio no esclarecido en 1933. Durante la segunda guerra mundial quedó arrasado y aunque se reconstruyo su aspecto actual es de los años 90 cuando Norman Foster lo remodeló dotándole de una cúpula espectacular.



Catedral de Berlín.

Se pensó como un gran templo protestante que contrarrestara la influencia de templos de catolicismo como la Basílica de San Pedro de Roma.

El edificio ocupa el lugar que ocupaba la antigua catedral barroca que fue demolida por orden de algún emperador a finales del XIX. Durante la segunda guerra quedó seriamente dañada, su reconstrucción de dilató hasta mediados de los 90 donde adquiere el aspecto que luce en la foto.

Detrás de la estatua de bronce aparece la torre de televisión a la que se puede subir. Es el punto más alto de Berlín.




La Iglesia Memorial Kaiser-Wilhelm, también la llaman la iglesia del recuerdo, fue destruida por los bombardeos de los aliados en 1943. Era una iglesia construida a finales del siglo XIX.

Los alemanes decidieron dejarla así y se puede visitar su interior para admirar los mosaicos y un montón de objetos litúrgicos que muestran su opulencia.

La Iglesia está en Charlottenburg, junto a la principal calle de tiendas de la ciudad y el Bahnhof Zoo (la estación de tren Zoo). A su alrededor hay un mercadillo en el que además de comprar recuerdos se puede comer muy barato.

Junto a ella se ha construido una nueva iglesia de diseño octogonal de la que podemos ver el campanario a la izquierda de la foto. Se me olvida comentar que la entrada a la iglesia es gratuita.



Hay montones de zonas donde la decoración de las fachadas son grafitis. Otra forma de decoración y expresión, creo que todos la conocemos. Pintura rápida y libre (según se mire).



Al final de el Tiergarten bajo la Columna de la Victoria. En esta rotonda confluyen cinco de las más grandes avenidas de Berlín. Me parece una buena foto para despedir a Berlín. Esa tarde nos fuimos dirección Amsterdam. Nos esperan 650 kms.

1 comentario:

hotel berlin dijo...

Vaya un viaje tan largo y donde os hospedasteis? Yo hice un viaje cortito a Berlín y no pude ver tanto como vosotros pero como aún tengo el gusanillo acabaré de visitar la otra parte de Berlín. La ultima vez que fui, me hospede en un hotel en el centro Berlín, me gusto mucho porque estaba ambientado en un estilo alemán de época, guapísimo, muy limpio y se comía de fantásticamente.